Real Balneario, arte en la cocina.

Mas de 50 años bañándose en el Cantábrico lleva el Real Balneario de Salinas ofreciendo lo mejor de sus fogones a sus clientes. Evolucionando desde su apertura, es a partir de los años 90 del pasado siglo cuando experimenta los cambios que le llevan a ser lo que es hoy día, uno de los restaurantes imprescindibles de la gastronomía asturiana.

Al mando de los fogones Isaac Loya nos ofrece una cocina donde destaca el producto asturiano que surge de sus mares, sus prados y sus montañas para darles el mejor trato en las cocinas del Real Balneario para disfrute de los clientes.

Isaac Loya lleva ya casi 20 años trabajando en el Balneario y conoce como nadie los deseos de cada comensal, muchos de los cuales son habituales, por lo que al menos 3 veces al año se cambia la carta para estar en constante evolución y adaptarse a los productos de temporada.

En la sala, Eva del Rio –madre de Isaac- cuida cada detalle para que todo este en perfecta armonía y a gusto del cliente que disfrutará sin duda de las mejores vistas al arenal de la playa de Salinas, al Cantábrico y la desembocadura de la ria de Avilés. Además podrá disfrutar de una de las mejores decoraciones donde destaca el amor por el arte y es que los salones de este excelso restaurante parecen galerías de arte.

Arte en la sala y arte en la cocina es inevitable visitar Asturias para degustar la lubina al cava que es sin duda el plato estrella del Real Balneario.

Este artículo se acompaña de las fotos de María Pequeño para Notqdes sin comerlo ni beberlo, podeis ver la galería completa aquí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.